Julio, un mes lleno de libros

En julio sí que leí…creo que todavía me da vueltas la cabeza de hacerlo, pero el ejercicio lo disfruté, pues hace un buen tiempo no había podido volver a leer en serio. Aquí encuentran los frutos de mis andanzas de aquel mes:

Trilogía de 50 sombras de Grey: leí los tres libros de un tirón.  Las aventuras de la señorita Grey y su dominante marido me dejaron bastantes noches corta de sueño. Si bien la trama es un poco rosa y es bastante liviana (al punto de que algunas personas que también la leyeron la descalifican), creo que leer esta trilogía vale la pena por la excelente descripción de los personajes que hace la autora.

No obstante, hay que tener en cuenta que es una lectura diseñada para ser liviana e, incluso, leída de un tirón; por lo que no habrá muchas innovaciones literarias para apreciar.

La reina sin nombre: era una lectura que me debía. Curiosamente, comencé a leer esta historia de la formación de los reinos góticos en España (antesala de la formación del país) con Los Hijos de un Rey Godo, que habla de la siguiente generación de la familia: las aventuras del final del reino de Leovigildo, la rebelión de Recaredo (hijo de Aster con Jana), el ascenso de Recaredo y las aventuras de los hijos de éste, Liuva y Swinthila, reyes a su vez de Toledo. Aunque puede ser un poco confuso al principio (y bastante sorprendente para una mentalidad moderna el asunto de las uniones entre hermanos medios, como se da a lo largo del libro), las relaciones familiares se van mostrando de forma tal que se permitie conocer gracias a las descripciones el esplendor, las intrigas y la dureza de los godos; con la trama subyacente de una copa milagrosa cuyo poder ciega a quien la posee, guardada por un hombre sabio y que pertenece al último pueblo en ser conquistado por los godos: los astures, cuya historia se entrelaza con la de sus conquistadores gracias a Jana.

La Reina sin Nombre es la historia de la madre, hermana y esposa de dichos reyes, una princesa que no sabía quién era, una mujer que amó al hombre equivocado y cuyas decisiones cambiaron el curso de la historia de dos pueblos, y desembocaron en  la formación de la España gótica.

La tumba perdida: una lectura desde mi corazón. Egipto es un país que siempre me ha fascinado y que he querido conocer por su riqueza cultural y la cantidad y calidad de sus hallazgos arqueológicos, que son una ventana maravillosa al pasado de la humanidad. Precisamente de arqueología trata este libro; en particular, de la tumba jamás encontrada de Akhenatón, el llamado Faraón Hereje, cuyo reinado fue intentado borrar –en vano- por posteriores monarcas.

A pesar de los recientes descubrimientos arqueológicos en el valle de los Reyes que han llevado al descubrimiento y/o identificación de momias y tumbas de dicho periodo (descubrimiento de la tumba de Kiye y Nefertiti, e identificación de momias de ambas reinas, madre y esposa de Akhenatón respectivamente) en años muy recientes, aún no se ha podido encontrar a Akhenatón, cuyo cadáver sigue en paradero desconocido. La trama del libro aborda este misterio; pero se adentra en la época de oro de la arqueología en el siglo XX, haciendo de Howard Carter el protagonista de la historia junto con la hija del Conde de Carnarvon, patrocinador del arqueólogo. Alrededor de ellos, orbitan fieles sirvientes (retratados de forma un poco peyorativa), intrigantes del mundo de la arqueología, un gobierno retratado como corrupto e incapaz de mantener su propio patrimonio y, ante todo, la sombra de un faraón que parecía tener más voluntad de la que la Historia le concede y que murió joven, peleando contra poderes oscuros al querer honrar a su padre; y de sus fieles asesores, que intentaron –y lograron- cumplir con su voluntad.

Una historia fascinante, con buen ritmo y que hace una descripción muy vívida de la Inglaterra y el Egipto de la época.

Sabrina 1 – el mundo 0: rematé el mes con algo de chick-lit. Este libro ligero y que da detalles acerca del mundo de la publicidad (del que conozco poco, a pesar de tener amigos en él) muestra, asimismo, una trama de intrigas y de luchas por el poder y por la fama en un ambiente etéreo y efímero.

Como trasfondo, la lucha de Sabrina –una joven profesional de la publicidad con un empleo que ella describe como espantoso en una gran agencia de publicidad en Madrid- por convertirse en una mejor profesional y ser mejor cada día. De ahí toma su nombre el libro: cada día es una lucha por hacer buena publicidad; cada día, hay que ser un mejor publicista para triunfar.

This entry was published on September 10, 2010 at 3:25 pm and is filed under Lectura. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: