Cuando provoca releer: Danza de Dragones

Ese mes de mayo, lo voy a dedicar en parte a releer Danza de dragones, el último libro de Canción de hielo y fuego de George RR Martin.

Aprovechando esta circunstancia, hago una apología de la relectura. Hacerlo es saludable: es un ejercicio más paciente y esmerado que una primera lectura, pues no hay ansiedad –en el caso de que sea una lectura muy amada- ni tedio, en caso de que sea impuesta. De hecho, este último sentimiento no existe, pues una relectura siempre es opcional y consiste en un reencuentro con lo observado.

La relectura, precisamente por esa falta de ansiedad, permite ver con mayor precisión la trama y todos los detalles que escaparon a un observador primerizo; y que ven ojos más atentos y pacientes, que se concentran por eso en aquellos detalles secundarios de la trama que se obvian en la primera lectura por el simple placer de encontrar aquello que está más allá de la vista.

This entry was published on August 14, 2013 at 5:09 pm. It’s filed under Lectura and tagged , , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: