Una llamada telefónica

Todo empezó con una llamada: “¿Qué tal son en tu oficina para los permisos?” me pregunta mi tía. No sé qué responder, porque generalmente en mi trabajo son muy generosos, pero había mucho trabajo por esas fechas, así que…….”…no sé, no sé…tendría que hablar con ellos” alcanzo escasamente a articular ante la pregunta.

El sábado todo se revela, con una sorpresa que cayó como una bomba sobre el comedor, y dejó a la familia sumida en la sorpresa: “Nos vamos de crucero!” “Wow”, pensé. Nunca antes había sentido lo que era quedarse sin palabras, escasamente alcanzando a articular la que, creo, resume a la perfección lo que siento: “¡Gracias!”

This entry was published on November 1, 2013 at 9:08 am. It’s filed under Diario de Viaje, Viaje and tagged , , , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: