From Istanbul to Capadocia

Hotel Göreme Inn; Göreme, Capadocia, Turquía

Hoy fue nuestro último día en Estambul. Antes de salir de la ciudad, aprovechamos la cercanía y conocimos el Museo de la Marina, que no figuraba en ningún plan, pero que llevaba desde nuestra llegada tentándonos con la visión de su edificio sobre la calle Dolmabahçe.
Visitarlo fue placentero: pudimos pasar revista a los buques imperiales de placer de los últimos 150 años, los que se mantienen en un excelente estado de conservación; así como conocer la historia de la Armada Turca, cuerpo de sus Fuerzas Armadas que tiene más de mil años y que aportó a las filas del Imperio personajes como Barbarroja, cuya tumba queda cerca, y que es el más famoso ejemplo de navegante turco por su arrojo y uso refinado de estrategias militares para mayor gloria del Sultán.
A continuación fuimos a la Plaza Tahrir, ya que desde un hotel cercano parten los buses Havataş (shuttle al aeropuerto) con destino a cualquiera de los dos aeropuertos de la ciudad.
No pude menos que maravillarme de nuevo ante el tamaño y la eficiencia de la Administración de Estambul: la ciudad abarca dos continentes, está partida en tres partes por un brazo de agua salada que en ocasiones es estrecho y en ocasiones mar; y por si fuera poco es llamada “hogar” por 18 millones de personas residentes permanentes, excluyendo a los turistas y la llamada “población flotante” residente en los suburbios.
Con semejante panorama, les digo, jamás se encuentra una basura, las calles son limpias porque constantemente (y no sólo en los barrios turísticos) pasan máquinas limpiadoras y barrenderos, la gente es educada y no se ve que nadie tire basura a la calle sino que se utilizan las papeleras dispuestas para ello por la municipalidad, cuya presencia en la vida diaria en Estambul es constante.
El viaje hasta el aeropuerto nos dejó literalmente callados; no sólo por la admiración sino por la cantidad de tiempo que nos tomamos. Sabíamos que este aeropuerto quedaba lejos, pero no habíamos tenido contacto con el muy denso tráfico vehicular propio de la zona, que se fue despejando al pasar el puente y nos permitió llegar a tiempo a varios pasajeros que teníamos reserva en el mismo.
Dejamos de sufrir y confesamos nuestras culpas en la fila del avión. Viajamos de nuevo con Pegasus; esta vez a la ciudad de Nevsehir, una de las puertas de Capadocia. En su diminuto y pintoresco aeropuerto (apenas para una ciudad igual de pequeña) nos estarían esperando para llevarnos hasta Göreme, el epicentro de la región y sitio de nuestro hotel.20140819_173200
This entry was published on August 19, 2014 at 11:14 am. It’s filed under Diario de Viaje, Viaje and tagged , , , , , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: