Llora y flota

Hotel Salomé, Madaba, Jordania

 

Es el mejor consejo que se le puede dar a alguien que acaba de sentir el agua del mar Muerto en sus ojos. Al llorar, las lágrimas lavan el ojo, y al estar flotando en el mar, la inclinación de la cabeza hace que el agua se vaya y no regrese para seguir llenando de sal las cuencas.
Habíamos decidido que veríamos el Mar Muerto en Jordania y no en Israel debido que eran más lindas y con mejores servicios las playas jordanas que las israelíes.
Así pues, hoy empacamos vestido de baño y toalla cuando nuestro conductor nos recogió. Muy amablemente, nos comentó que le gustaba la música occidental (de la que tenía una muy buena selección de música ochentera) porque así mantenía el inglés, y mejoraba su comprensión.
Fuimos en primer lugar al Monte Nebo, lugar desde el cual Moisés vio la Tierra Prometida antes de morir. En el lugar (que cuidan franciscanos, cómo no) hay una iglesia y un monumento a Moisés, en el punto desde el cual se dice que el profeta pudo ver su Tierra Prometida.
Después, partimos hacia el famoso Mar Muerto. Lo primero que hay que decir acerca del particular es que HACE CALOR. MUCHO CALOR. ¡Claro! Estamos en el mes de agosto en el lugar más profundo de la tierra: no puedo esperar el clima de Medellín, precisamente.
Segundo: es recomendable bañarse en una playa privada. Nada de playas públicas pues no hay donde quitarse el salero que se queda pegado en la piel una vez que el agua se evapora ni baños ni infraestructura de ninguna clase. En la playa privada, además de acceso al mar, hay piscina de agua dulce, duchas y vestieres para cambiarse, entre otras amenidades.
Pagamos nuestra entrada, nos cambiamos y salimos rumbo a la playa. Ésta es como de otro mundo: los cristales de sal hacen formaciones similares a los arrecifes coralinos, de hermosas formas y colores; con la diferencia de que sientes los cristales de sal desmoronándose suavemente contra tus dedos de los pies, mientras el agua te rodea los tobillos. Mucho cuidado: mientras más cerca a la orilla estés parado, más caliente será el agua. La arena es literalmente el infierno. No recomiendo descalzarse sino hasta llegar al borde mismo del agua; y prepárense para escocer hasta la cura sus ampollas y demás heridas pequeñas, porque es lo primero que uno siente…
Conforme te adentras en el mar (donde estás seguro que no hallarás ningún animal) la temperatura del agua se hace más fresca, y va siendo la hora de la famosa “flotación”. La verdad, ésta ni es tal cual la imaginamos (que es casi como “caminar sobre el agua” o estar sentados, etc.) sino que se asemeja más a la repulsión de un cuerpo por parte de otro, como si la membrana del agua fuera muchísimo más fuerte en este mar, y no recibiera literalmente nada del mundo exterior, haciendo al Mar Muerto “impermeable”.
No obstante, la fuerza de la membrana nunca será superior a la fuerza de la gravedad. Es decir, si yo decidía caminar de una parte a otra, la membrana perdía capacidad para rechazarme. Salimos y entramos varias veces, para que pudiéramos entrar los tres; y finalmente nos fuimos a limpiar la sal (la cual se puede ver sobre la piel, en polvo, cuando se evapora el agua) y a paliar el calor a la piscina de agua dulce.
De regreso al hotel, paramos un momento en el Museo del Mar Muerto. Es un pequeño lugar que habla acerca de la conservación del mar, ya que éste está perdiendo profundidad conforme el Río Jordán, su único afluente, pierde cauce al usar su agua para agricultura intensiva.
Asimismo, el museo hace una descripción de la flora, fauna y minerales del lugar, que dan al Mar Muerto su composición única, y a su famoso barro, las propiedades medicinales que tanta fama le han dado.
Nos devolvimos al hotel, relajados después de este piscinazo. Nos quedamos un rato en la terraza y empacamos, pues mañana salimos al Cairo.
This entry was published on August 31, 2014 at 1:13 pm. It’s filed under Diario de Viaje, Viaje and tagged , , , , , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: