Semana de colchón

Bienvenidos, Damas y Caballeros, a la semana en la que Colombia no hace nada, ¡nada!

En esta primera semana del año, la semana de colchón que va entre el año nuevo y el puente de reyes (final oficial de las vacaciones decembrinas), la operación es reducida al mínimo. Los juzgados no trabajan, en lo que es conocido como la Vacancia Judicial; los teléfonos no suenan, los correos no se responden con la misma premura que el resto del año y la vida parece tomar un ritmo mucho más sosegado, casi bucólico; mientras los días de verano se suceden unos a otros.

¿Qué hacen, entonces, quienes trabajan en estas fechas? Eso depende. Para los médicos, siempre habrá enfermos y su ritmo de trabajo no se resiente mucho en esta temporada. Pero para aquellos que tenemos vida de oficina, sí se siente el bajón. Generalmente, lo aprovechamos para estas actividades:

  • Planear el año que comienza: hay muchas cosas en que pensar con 360 días nuevos que aprovechar: cronogramas de mantenimientos, de reuniones, determinar y cuantificar las metas del año que empieza, revisar las estrategias legales de la compañía y actualizarse en cuanto a las leyes aprobadas a pupitrazo estos últimos días; ya que los días entre el 23 y el 28 de diciembre suelen ser los más ocupados de nuestros Honorables Parlamentarios.
  • Afinar conceptos del presupuesto. Algunas variables –como las alzas del salario mínimo- no se saben hasta el 31 de diciembre, mismo. Y la misma inflación se sabe los primeros días de enero, cuando sale el dato a diciembre 31. Así pues, los primeros días del año, invariablemente, se revisan y actualizan los datos macroeconómicos del presupuesto corporativo.
  • Actualizar documentos. De acuerdo, no es la opción más atractiva; pero estos días de sosiego son los ideales para poder trabajar de forma extendida y concentrada en aquellos documentos corporativos que normalmente subyacen a la operación diaria: actualizar información de proveedores y empleados, manuales de operación, manuales de riesgos, plan de continuidad del negocio, etc.
  • Labores administrativas. Por esto, entiendo las labores propias de cada uno como empleado: archivar los papeles, organizar el puesto, revisar el PC y constatar que haya orden en los archivos y que no haya mucha basura, retirar elementos del año pasado como calendarios o planeadores; y todos esos pequeños detalles que, aunque suenan francamente aburridores, contribuyen a la larga a nuestra calidad de vida.

Como ven, para quien sabe planear siempre hay trabajo pendiente. Sólo es cuestión de aprovechar los ciclos normales de la operación del negocio y buscar obtener el máximo valor por parte de ellos.

This entry was published on January 5, 2018 at 9:00 am and is filed under Reflexiones Financieras. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

One thought on “Semana de colchón

  1. Siempre es muy interesante conocer las costumbres de otros pueblos y lugares, aunque tengo la sensación de que aquí en España ocurre algo similar…
    Saludos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: