Proselitismo corporativo

En Colombia este un año electoral, con todas las rarezas que eso puede llegar a implicar.

Para empezar, hay rarezas en el clima económico y de negocios. La contienda (que, en los últimos años, no había generado mayor expectativa entre los empresarios e inversionistas) va a ser atípica este año, frente a los cuarenta años anteriores, por varios motivos: por la presencia de fuerzas políticas que antes estaban armadas; por la contienda a muerte que va a haber en las parlamentarias (donde, cosa curiosa, no hay listas cerradas este año; por lo que la competencia va a ser voto a voto y peso a peso); y por los casos de corrupción que han escandalizado al país en los últimos meses. Muy seguramente, esto obligará a escoger con lupa aquellos que nos van a representar en un Legislativo y un Ejecutivo que van a estar cargados de tensión por los próximos cuatro años, por lo menos.

Además, encontraremos rarezas en la vida de oficina. Este es el momento donde se ven los colores (políticos) de los compañeros. Donde se ven quiénes le hacen barra a tal o cual candidato; o comparten una determinada ideología. O se burlan de las ínfulas de algún político, demasiado inflado para su gusto.

En este tiempo, las noticias de los debates se siguen con atención; tanto por los negocios, como por las simpatías políticas. Los resultados se conocen y analizan detalladamente y, en ocasiones, algún tipo de debate tiene lugar entre los compañeros. No obstante, en mi oficina tendemos a ser prudentes y polemizar lo menos que sea posible. Somos conscientes de que en América Latina la política es muy emocional en comparación con otros países del mundo; así que es mejor no entrar en polémicas que, a la larga, van a ir en detrimento de la cohesión del equipo de trabajo.

Así pues, mejor a trabajar y a no polemizar o elucubrar con temas sobre los que sólo tenemos una pequeña parte del control.

This entry was published on February 9, 2018 at 9:00 am and is filed under Vida oficinera. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

2 thoughts on “Proselitismo corporativo

  1. De acuerdo, añadir al estres de la oficina, la polémica política, es desgastante:(

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: