Patria o Muerte

Mi segundo reto del mes (un libro de un autor hispano) puede leerse en una tarde. El ritmo vertiginoso del libro, la estructuración de la trama en capítulos cortos y el vocabulario directo sencillo y sin mayores adornos, así lo permiten.

¿La trama? Un fascinante pas-de-deux entre personajes chavistas y opositores; que gira alrededor de las noticias –o, mejor dicho, de la falta de ellas- con respecto al tramo final de la enfermedad de Chávez.

Barrera juega a entrecruzar vidas que a primera vista no tendrían ninguna relación; como la de un oncólogo jubilado, la de un niño de diez años y la de su novia por Internet. La del mismo oncólogo, con la de una periodista de Estados Unidos que vuelve a Venezuela en busca de su pasado; o la de una mujer que regresa a Caracas y debe invadir su propio apartamento porque, en la Venezuela revolucionaria, todo es posible.

Dos hilos mantienen todas esas tramas juntas. El primero, más obvio, es el de la situación del país. Todas estas vidas están en suspenso de cuenta de la enfermedad de Chávez. Lo quieran o no, acompañan a Chávez y sufren con Chávez en su agonía. El segundo, mucho más tenue, es un hilo rojo de relaciones humanas que se va desenvolviendo conforme se pasan las páginas. Es ir entendiendo cómo se conocen las personas; y van cultivan vínculos al principio muy endebles  entre ellos, a  pesar de sus diferencias obvias con respecto a filiación política, edad y extracción social.

Fenómenos como la violencia que envuelve el país son objeto de un relato descarnado; que se intensifica para el lector al haber escogido Barrera, precisamente, los ojos de los niños para describirla. Y la historia propia de Vladimir y las luchas por el poder, dan un sabor caribeño a una trama que, de por sí, no saldría del entorno de Caracas.

No siendo más, los dejo con la recomendación de leer este libro; que sirve como una especie de antesala literaria (con las licencias que ello implica) a la situación actual de Venezuela.

This entry was published on May 14, 2018 at 9:00 am. It’s filed under Lectura, Reflexiones Lectoras and tagged , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: