Ahorre, mija; ahorre

Creo que todos crecimos con la famosa alcancía del banco donde teníamos la cuenta en nuestros cuartos. Podía ser una casita roja de Davivienda; o una abeja CONAVI; o un Minero Colmena; o lo que fuera. Siempre la tuvimos ahí como un recordatorio de la importancia del ahorro.

Años después, vería en clase de economía que el ahorro es considerado como inversión futura, así:

S=I

De esa sencilla identidad económica se desprende la importancia que el ahorro tiene en nuestra sociedad; y que nunca es lo suficientemente reforzada, más allá de las alcancías. Para empezar, ahorrar nos enseña a ser disciplinados: si yo destino una porción de mis ingresos para ahorro, por pequeña que ésta sea, aprendo que en la vida hay que dar a las metas la importancia (y el apalancamiento) que se merecen para hacerlas realidad.

Ahorrar me enseña a ser austera. Vivir con menos fondos de los que genero me permite aprender de eficiencia; y me permite detectar los gastos que sean superfluos, para evitarlos en un futuro cercano. Me enseña a ser consciente.

Ahorrar me enseña a prever. Ahorrando, puedo establecer un fondo para emergencias; pues nadie tiene la estabilidad comprada. Todos estamos expuestos a un accidente; a un choque, o a que alguna de las piezas de nuestro carro se dañe de forma intempestiva…y haya que reemplazarla. Si ahorro, puedo hacerlo.

Ahorrar me enseña a pensar a largo plazo. Cuando ahorro, estoy proyectando un futuro. Sea un viaje, un proyecto de educación, una inversión en un negocio o la compra de una vivienda; es algo que haré a futuro porque no tengo los fondos hoy. Es decir, pospondré gustos que me puedo dar hoy, para poder darme un gusto grande mañana.

Y ojo; porque decir “ahorre” no quiere decir “sea tacaño” ni “atesore”. Ahorrar, para mí, quiere decir sobre todo “aprender a usar el dinero en el Tiempo”; otro de los conceptos más importante de Economía y Finanzas. El Tiempo es aquel que compone el interés; es aquel que permite conocer más acerca de las variables económicas que determinan nuestra vida.

El tiempo, en finanzas, lo es todo, o casi todo. El tiempo es la clave del ahorro. Por eso ahorrar es la liberación de fondos en un determinado tiempo.

This entry was published on June 22, 2018 at 9:00 am and is filed under Filosoraptor filosofando, Reflexiones Financieras. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

2 thoughts on “Ahorre, mija; ahorre

  1. Una entrada muy interesante, siempre me ha llamado la atención el concepto del ahorro y eso que mencionas de “aprender a usar el dinero”; pero tristemente he de decir que muchas veces he terminado comprándome algún capricho que al final realmente no necesitaba. Bueno nunca es tarde para aprender, o eso dicen…
    Saludos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: