Trabajar sin olvidar respirar

Hay días de días. Hoy, por ejemplo, es uno de aquellos en que las tareas parecen multiplicarse en una orgía a la que no estoy invitada, pero de la que debo hacer la limpieza. El teléfono literalmente no ha parado de sonar desde las 8.00 hasta las 10.20 a.m. y apenas me puedo sentar a escribir estas líneas. ¡Amo los días así!

Días en los que me siento productiva; en los que siento que mi contribución genera más valor del normal a mi oficina. En que me siento espoleada e impulsada a hacer las cosas; en que siento que lo que estoy haciendo en ese momento, así sea una tarea de las más sencillas, es un paso más en dirección al crecimiento y a la generación de valor para la oficina y para mí.

Como le dije a mi jefe hace poco: “hay días en los que salvamos al mundo. Hay otros, en los que escasamente podemos terminar de leer los correos”.

Amo trabajar; y amo estos días, en que las mil y un tareas me recuerdan lo gratificante que es estar aquí.

This entry was published on August 17, 2018 at 9:00 am and is filed under Reflexiones Financieras, Vida oficinera. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

One thought on “Trabajar sin olvidar respirar

  1. Esos días de boleo son lo mejor que hay, la mente es más ágil, empujada por el sentido de la Responsabilidad 😀

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: