El idiota

agosto1

Este libro fue un hallazgo. En todos los sentidos de la palabra. Comienzo por decir -perdóóóón a los puristas; conozco y conocen la salida- que no soy muy fan de la literatura rusa. Siempre he preferido las más luminosas letras francesas; así que, aunque he leído algunas cosas, no había llegado hasta el Idiota. Craso error: de los mejores libros que he leído. Es brutal…y ya voy a decir por qué.

En primer lugar, está Dostoievski como escritor. La prosa de ese hombre es monumental. Más que el cronista, es el retratista del alma rusa; sólo que no usa pinturas para sus retratos, sino palabras. Leer a Dostoievski es leer a Rusia; con sus paisajes, sus minucias, y sus tragedias y epopeyas. La cosa llega hasta el punto de que varios de los comportamientos que exhiben los personajes, y que Dostoievski describe tan bien, han sido reseñados en la prensa actual o son mencionados por los negociadores internacionales cuando van al país a hacer negocios.

También están los personajes mismos. Dostoievski, al ser un retratista, casi que les insufla alma; y los dota de sentimientos tan profundos y tan contradictorios, que los hace dolorosamente humanos. Este arquetipo puede verse en este libro en Nastasia Filipovna; quien vive dividida entre su pasado y su presente; y para quien el amor es al mismo tiempo un salvavidas y una tragedia.

El tema. Muy buena la pregunta que hace el autor, y que subyace a toda la obra: ¿este hombre es bueno, o es idiota? Creo que, si nos encontramos a alguien así hoy en día, con toda seguridad nos vamos a hacer las mismas preguntas que se hacían los demás personajes. Para mi risa, al principio hacían cábalas tan disparatadas cuando Michkin les preguntaba o afirmaba algo, que no se daban cuenta de que él era así y simplemente estaba preguntando o contando por inocencia.

Suscita cuestionamientos acerca de la  clase de sociedad en que vivimos; en que elogiamos la bondad, pero al mismo tiempo nos burlamos de ella y, cuando se presenta de esa forma ante nosotros, ni siquiera la entendemos. Del mismo modo, somos una sociedad que exalta al amor; pero que, cuando lo tenemos en frente (del mismo modo que tenemos en frente la capacidad de ser felices) simplemente no somos capaces de verlo, como fue el caso de Aglaya. ¿Será que lo estamos pensando demasiado?

Otro punto a favor es el paisaje. Yo le digo el paisaje; pero creo que es más como “el contexto” o “el trasfondo”, a lo que quiero hacer referencia. Esa sociedad rusa que describe Dostoievski con sus claroscuros; sus desigualdades y sus personajes trágicos y rutilantes que se entrecruzan como en un vals. Las calles frías, los salones caldeados; los palacios y las chozas. Todo, todo lo describe Dostoievski, como si fuera el escenario de un gran ballet. No se lo pierdan ni lo dejen de leer. Es uno de esos grandes libros de la Humanidad.

 

This entry was published on September 10, 2018 at 9:00 am. It’s filed under Lectura and tagged , , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

3 thoughts on “El idiota

  1. En hora buena , ha encontrado un libro que tiene mucho de donde cortar, y por sus comentarios se infiere que vivio el libro.

  2. Muy buenos tus comentarios, yo no lo he leído, pues también le tenía pereza a Dostoievski, pues cuando leí Crímen y castigo me pareció violento y lento. Lo pemnsaré 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: