Entre maletas y corre-corre

Octubre 28

Miami, FL / Medellín, Colombia

…¡pero sorpresa! No le habían quitado el pin magnético a mi falda; por lo que tuvimos que buscar una tienda Forever 21 que pudiera removerlo. Y en Miami, donde las distancias no son las más fáciles. Y teniendo, además, que comprar una pesa para el equipaje y unos tés que pidió la esposa del papá a última hora…y ayer no habíamos comprado unos artículos de maquillaje que quería traerle a la tía, que es alérgica…

Gracias a Dios, encontramos una tienda de Forever 21 en Miami Beach, relativamente cerca; a la que fuimos en cuanto abrieron. Antes, sin embargo, nos fuimos a buscar los tés y la pesa de equipaje. Y el sitio de venta de maletas estaba cerrado…ay no…

Bueno, dijimos, vamos a Miami Beach y de regreso nos metemos a ver si encontramos las maletas…pero antes, nos encontramos un CVS. Encontré el maquillaje para la tía, encontré maquillaje para mí (perdóname, Señor…)… ¡y encontramos la pesa para el equipaje! Yay! ¡Una tarea cumplida, de velocidad! Ya, llegamos a Forever 21 y en menos de cinco minutos me ayudaron con la falda. Y nos devolvimos a toda prisa al apartamento.

Llegamos a pesar y a medir; y conforme lo íbamos haciendo, más lejos iba quedando nuestro sueño de llevar solamente una pieza de bodega y otra de mano para cada uno. Terminamos trayendo alrededor de 100 Kg de equipaje entre los dos, entre 4 piezas de bodega y 2 de mano. Toda una proeza, de la que el papá nos manifestó sentirse muy orgulloso, para nuestro desmayo…

Llegamos al aeropuerto, chequeamos maletas, y nos sentamos a almorzar. Nos tomamos nuestro tiempo; y luego, nos despedimos del papá para pasar los controles de salida. Al llegar a la puerta, nos dimos cuenta de que éramos dos de los últimos tres pasajeros que esperaban (que cosas, ¿no?)…y de que todos los compartimientos de mano del avión estaban ocupados. Habría que mandar nuestras piezas en bodega.

Nos llenaron unos controles manuales, entregamos las piezas, y nos preparamos para pasar las próximas tres horas en un avión relleno.

Aterrizamos, surtimos trámites; y empezaron a sacar y a sacar y a sacar maletas por la banda. Parecía ser que todos habíamos hecho buen uso de las piezas permitidas por Avianca, pues el equipo de tierra tuvo que hacer sus buenos cuatro viajes para traer toooodas las piezas que habíamos montado.

Todo nuestro equipaje llegó, en muy buen estado; y afuera nos estaban esperando Marce y la tía, para llevarnos a nuestro destino final.

This entry was published on November 24, 2018 at 9:00 am. It’s filed under Diario de Viaje, Viaje and tagged , , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

One thought on “Entre maletas y corre-corre

  1. Y un regreso feliz, para volver a la realidad 😉😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: