Niños en la oficina

Hace muy poco, tuvimos una visita por dos días en la oficina: la sobrina de 4 años de la empleada. ¡Una nena en la oficina!

Al principio, temí que se fuera a aburrir. No hay un lugar más aburrido para un niño que una oficina: todo es funcional; no hay nada divertido (para niños) y, después de que se va la novedad y termina la exploración del espacio, se convierte en un lugar tedioso (para un niño), donde todos están haciendo tareas que puede no entender muy bien o a las que no les ve sentido pues no está al tanto de cómo se relacionan unas con otras. Al menos, así me pasaba cuando visitaba las oficinas de mis papás o de mi tía. Divertidas…la primera media hora.

Temí que esto pasara también con ella. Afortunadamente, su familia fue previsora y le empacó juguetes; así que, para empezar, nuestra pequeña tenía cómo divertirse sola si quería. También aprovechamos que nuestra oficina tiene una pared convertida en tablero blanco, que solemos poner a disposición de los niños que vienen por aquí. Por dos días, en lugar de ser el lugar donde se bosquejaban las estrategias se convirtió en el lienzo para que nuestra invitada dibujara bosques, casas y animales. También le imprimí dibujos para que coloreara, y le compré unos colores de la papelería que, gracias a Dios, funciona justo escaleras abajo.

El segundo día, le armamos su casa de muñecas; vio dos películas en Netflix, le di el almuerzo, coloreó más dibujos y jugó con las dos muñecas que trajo. Nadie puede decir que esta encantadora, amable y risueña niña, que vino a visitar a su tía desde una de las regiones más lejanas del Departamento se hubiera aburrido. Antes bien, todos en la oficina procuramos que se entretuviera, la atendimos lo mejor que pudimos y la consentimos tanto como nos fue posible. Porque es una alegría inmensa contar con la sonrisa de un niño, al menos por un rato, en la oficina.

This entry was published on January 18, 2019 at 9:00 am and is filed under Vida oficinera. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

2 thoughts on “Niños en la oficina

  1. Estuviste muy maternal:), Recordé cuando iban a la oficina y me asaltaban el closet de la publicidad, ja.ja.ja…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: